¿Qué significa estudiar en la Escuela Li Ping?

Significa aprender acupuntura y medicina china de la mano del más sólido equipo de profesores y acupuntores profesionales, encabezado por Li Ping y Li Zhi Xin, dos de los profesionales y docentes de la MTC más reputados de nuestro país.

Significa seguir un programa de estudios sólido, extenso, riguroso y constantemente reelaborado y actualizado, y con el respaldo de las Universidades de Medicina China de Shanghái y Nanjing. Un programa en el que la sabiduría de los clásicos de la medicina china convive con los conocimientos modernos para enseñar una acupuntura verdaderamente eficaz.

Significa tener acceso al mejor, más profundo y variado material didáctico existente en habla hispana. Textos y apuntes escritos en un lenguaje claro, comprensible, que te permitirá acercarte a los principios y conceptos de la medicina y la cultura chinas y comprenderlos desde el primer día, tengas o no conocimientos previos.

Significa contar con un campus virtual donde encontrarás vídeos explicativos, ejercicios, exámenes, tests de autoaprendizaje y todo el material necesario para consolidar tus conocimientos, contactar con tus profesores y compañeros y avanzar en tus estudios.

Significa poder asistir desde casa a clases teóricas por streaming, intervenir en ellas para preguntar a los profesores y, si algo no te ha quedado claro, verlas de nuevo en el campus, tantas veces como quieras.

Significa acudir a seminarios prácticos presenciales en los que el profesor estará a tu lado para enseñarte a usar la aguja de acupuntura, corregir tu técnica, orientarte a la hora de buscar los puntos más efectivos, explicarte cómo observar, palpar e interrogar a un paciente, y cómo descubrir qué problema sufre y cómo solucionarlo.

Pero estudiar en la Escuela Li Ping significa mucho más…

Es la oportunidad de convertirte en profesional de una medicina milenaria, de la que, hoy más que nunca, se benefician millones de pacientes en todo el mundo.

La oportunidad de comenzar un viaje que, si tú quieres, puede no terminar nunca.

¿Lo emprendemos juntos?