Osteopatía

Osteopatía

La osteopatía nació a finales del siglo XIX gracias al trabajo del doctor Adrew Still, que sentó las bases de esta terapia.

Observando el esqueleto, este médico llegó a la conclusión de que una de las claves del buen funcionamiento de un órgano dependía de que tuviese relaciones mecánicas equilibradas con las estructuras que lo rodean (huesos, músculos, tendones, vísceras…), y que éstas estuvieran en armonía entre ellas. Es decir, que para que una articulación o víscera pueda funcionar de forma correcta, no debe haber nada que la perturbe.

Precisamente esto es lo que tartan de buscar los osteópatas: buscan en el cuerpo restricciones de movimiento que alteran el conjunto del organismo.

La clave de esta terapia es que no se limita sólo a tratar la lesión, sino que busca su origen y va más allá de los síntomas antes de tratarlos.

Existen tres técnicas osteopáticas:

  • Técnicas estructurales osteo-articulares: actuan directamente sobre la estructura con maniobras directas pero no son demasiado molestas para el paciente.
  • Técnicas craneales: actuan directamente sobre le craneo con micromovimientos y elasticidad ósea.
  • Técnicas viscerales: se trabaja con movilizaciones locales sobre los músculos, tendones, vísceras, fascias…

En principio la osteopatía contribuye a mejorar cualquier patología en la que existe un trastorno de movilidad, elasticidad y función de alguna de las estructuras del cuerpo humano. Por lo tanto, existen muchas patologías para las que es recomendable.

Patologías del aparato locomotor: Cervivalgias, dorsalgias, lumbalgias, hernias discales, ciáticas, tendinitis, esguinces articulares, trastornos postquirúrgicos, desequilibrios posturales.

Patologías craneales: migrañas, cefaleas, vétigos, mareos, acúfenos, bruxismo, disfunciones de la articulación temporomandibular, sinusitis.

Patologías viscerales: hernia de hiato, estreñimiento, restriccioón de movilidad visceral, restricción diafragmática, adherencias quirúrgicas.

Estas son sólo algunas de las dolencias más comunes que puede tratar la osteopatía. Una vez realizado el diagnóstico funcional, el osteópata trata al paciente con las técnicas que se ajustan más a las características de cada problema.

Profesionales

  • Jordi Parra