Proteger el Pulmón en Medicina China

¿Quieres compartirlo?

 

Aunque la primavera es época de ascenso de las temperaturas, durante las primeras semanas resulta habitual que el frío se resista a abandonarnos del todo.

En esta época, tanto en China como aquí en España sufrimos con frecuencia descensos bruscos en la temperatura. Éstos suelen acompañarse de viento o de lluvias, con lo que ya tenemos el cuadro perfecto para resfriarnos.

Para nuestra medicina, ello se debe a que el Pulmón es un órgano frágil y especialmente sensible, entre otras energías, al frío. Por ello, no es de extrañar que cuando de golpe bajan las temperaturas ello se traduzca en tos o problemas respiratorios.

Cuanto más débil es el estado energético de nuestro Pulmón, más susceptibles somos de sufrir tales problemas. De hecho, son los ancianos y en general las personas con una constitución débil los que mayor riesgo tienen de sufrir problemas respiratorios.

 

La medicina china cuenta con una serie de métodos muy efectivos para mejorar el estado energético de nuestro Pulmón, dirigidos tanto a quienes tienen una salud más delicada como a cualquier persona en general. Los agrupamos en una serie de términos, cada uno de los cuales hace referencia al efecto terapéutico que se pretende brindar al paciente.

Así, el efecto de tales métodos en el estado energético del Pulmón puede resumirse en las acciones siguientes: xuan fei (despejar el Pulmón), qing fei (purificar el Pulmón), xie fei (dispersar el Pulmón), wen fei (calentar el Pulmón), run fei (hidratar el Pulmón) y bu fei (tonificar el Pulmón).

Las primeras acciones se centran en eliminar los factores patógenos. Estos factores son lo que en MTC llamamos “energías perversas externas”, término éste que comprende en buena medida las bacterias y los virus causantes de las patologías infecciosas.

Las restantes, por su parte, se centran en tonificar el qi vital, a fin de que el Pulmón cuente con la energía suficiente para defenderse de futuros ataques.

A partir de las acciones que acabo de explicar, he extraído una serie de consejos muy sencillos. Con ellos, prácticamente cualquier persona puede armonizar el funcionamiento de su Pulmón, y de ese modo mejorar su estado de salud y prevenir ciertas enfermedades.

Son los siguientes:

1) El primero es simplemente reír. Puede parecer una nimiedad, pero para la medicina china reírse es uno de los mejores modos de fortalecer la salud del Pulmón. De hecho en muchos clásicos encontramos la afirmación de que “La risa despeja el Pulmón”.

Eso se debe a que al reírnos a carcajadas dilatamos la caja torácica, a la vez que llevamos a cabo respiraciones profundas que ayudan a limpiar y liberar las vías respiratorias.

Además, la risa es para nuestra medicina la emoción más estrechamente ligada al Corazón: al reírnos ayudamos a mantenerlo en calma, y dado el estrecho vínculo entre Corazón y Pulmón, ello ayuda a este último a funcionar mejor.

2) Otra acción beneficiosa consiste en aplicar masaje a ciertos puntos estrechamente vinculados con el Pulmón o las vías respiratorias, y que ayudan a fortalecerlo y despejarlo. Estos puntos se suman a los que mostré en un vídeo anterior, en el que explicaba toda una rutina entera dedicada a este órgano (ver el vídeo)

Uno de ellos es Yingxiang (20 IG), punto situado justo al lado de cada una de las alas de la nariz. Aplicaremos el pulgar encima de esa zona, simultáneamente en ambos lados de la nariz, y masajearemos el punto, estimulándolo unas 60 veces. Podemos realizar este masaje un par de veces al día.

Uno de ellos es Yingxiang (20 IG), punto situado justo al lado de cada una de las alas de la nariz. Aplicaremos el pulgar encima de esa zona, simultáneamente en ambos lados de la nariz, y masajearemos el punto, estimulándolo unas 60 veces. Podemos realizar este masaje un par de veces al día.

 

El otro es Feishu (13 V), punto situado en la parte alta de la espalda, a lado y lado de la columna. Para estimularlo, nos sentaremos cómodamente, con las piernas relajadas, y cerraremos los ojos, procurando concentrar nuestra mente en la respiración y respirando de forma profunda y sosegada. Con los puños ligeramente cerrados, golpearemos con suavidad el área donde se encuentra el punto durante un par de minutos. Podemos igualmente repetir este masaje un par de veces al día.

3) Otra acción muy sencilla es provocar la tos de forma voluntaria. La tos es un reflejo de protección, con el que el organismo despeja las vías respiratorias para de ese modo deshacerse de la mucosidad y los cuerpos extraños que puedan haberlas invadido.

Si tosemos de vez en cuando de forma voluntaria hacemos vibrar los pulmones y estimulamos ese mecanismo de autolimpieza, a la vez que potenciamos la capacidad de defensa del Pulmón.

4) Debemos asimismo calentar e hidratar el Pulmón, y un fácil modo para ello es beber agua con frecuencia. Se trata de un hábito especialmente apropiado para aquellos que viven en climas secos o bien en casas con calefacción, más susceptibles por tanto de que, según la visión de la medicina china, su Pulmón sufra de sequedad.

Es importante que se trate de agua tibia, no fría. En general, nuestra medicina no es muy amiga de los alimentos o los líquidos fríos, y en este caso, en el que debemos mantener un yang fuerte y protegernos de los ataques del frío, menos aún.

5) Otra actividad beneficiosa es profundizar en la respiración, con lo que purificamos y despejamos el Pulmón. Pocos días mejores para ello que éstos, en los que si algo positivo ha aportado reducir la actividad general ha sido la disminución en la circulación de vehículos, lo cual nos permite a muchos disfrutar de un aire insólitamente limpio comparado con lo habitual.

No es un ejercicio nada complicado: basta con mantener las manos cruzadas por debajo del ombligo, en la zona que llamamos dantien, e inspirar profundamente por la nariz, sintiendo cómo el aire inunda el organismo. Sostendremos el aire inspirado un par de segundos, en apnea, y a continuación lo soltaremos por la boca con suavidad, prolongando ligeramente la espiración.

6) Finalmente, en el ámbito dietético, existen ciertos alimentos y recetas que para nuestra medicina resultan beneficiosos para nutrir y tonificar el Pulmón.

Entre ellos se cuentan el mijo y el arroz, alimentos que tonifican el yin del organismo y ayudan a hidratar la garganta y la boca y a reducir la tos.

Podemos preparar una sopa con uno de estos dos cereales y mezclarlos con tremella, lirio, ñame o bien semillas de loto. De tal combinación no sólo se beneficia el Pulmón, sino también la mente: nos ayudará a mantenerla calmada y a combatir el insomnio y el nerviosismo.

Li Ping
Escuela Li Ping de Acupuntura y MTC