La Acupuntura, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

Compartir

La Acupuntura, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

 

El 15 de noviembre se celebró el Día Mundial de la Acupuntura (WADO) organizado bajo el patrocinio de la UNESCO y la OMS en la sede de la UNESCO en París. El pasado fin de semana se conmemoró el 8º aniversario de la anexión de la Acupuntura en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco (Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

También se celebró en Roma el Congreso Mundial de Medicina China. Desde 2004, la WFCMS (World Federation of Chinese Medicine Societies) celebra anualmente este importante evento. Las ediciones anteriores, se celebraron en China, Francia, Canadá, Singapur, Macao, Australia, Holanda, Reino Unido, Malasia, Estados Unidos, Rusia, España, Nueva Zelanda y Tailandia.

Profesionales de la salud de todo el mundo, investigadores, políticos, académicos y administradores de todas las disciplinas relacionadas con la acupuntura y la moxibustión, reunidos para compartir su conocimiento y experiencia para un intercambio constructivo. También asistieron sociólogos y antropólogos en un simposio de una magnitud sin precedentes sobre la integración de la acupuntura en Occidente.

 

 

El objetivo principal ha sido dar a conocer los beneficios de la acupuntura, su utilidad para enfrentar los desafíos actuales de salud, su seguridad, su efectividad y la investigación clínica que se está llevando a cabo.

También se han presentado las acciones humanitarias llevadas a cabo en todos los países que sufren crisis de salud. De hecho, la acupuntura es una práctica de gran interés en términos de relación costo-efectividad y riesgo-beneficio, lo que permite actuar en países que carecen de infraestructuras sanitarias.

En 1979, la Organización Mundial de la Salud ya elaboró unas directrices sobre la seguridad de la acupuntura y su efectividad. Los datos de los estudios recopilados principalmente procedían de China, Japón, EEUU, Alemania, Inglaterra, etc. La OMS recuerda que “si bien los ensayos clínicos controlados pueden ofrecer numerosas enseñanzas hay otros métodos de evaluación igualmente valiosos, entre ellos los estudios de sus resultados y eficacia”.

Así pues, la OMS lleva años fomentando los estudios clínicos de esta disciplina y divulgando los informes que la validan, lo que ha ampliado el número de patologías aceptadas.

Numerosos estudios han revelado que las personas recurren a la acupuntura por diversos motivos, tales como una creciente insatisfacción con los servicios de atención de salud existentes, y un renovado interés por la “atención integral de la persona” y la prevención de enfermedades, aspectos que la MTC, siempre ha tenido en cuenta.

La eficacia de la acupuntura, tratamiento popular para aliviar el dolor, ha sido demostrada tanto en numerosos ensayos clínicos como en experimentos de laboratorio. Por ello, el 90% de los servicios de tratamiento del dolor del Reino Unido y el 70% de Alemania, incluyen la acupuntura entre los tratamientos que dispensan.

Asimismo, la Fitoterapia China ha demostrado su eficacia contra afecciones potencialmente mortales. En 2015 se le otorgó el Premio Nobel de Medicina a la científica china Tu Youyou, por el desarrollo de la artemisina, extraída de la artemisa, compuesto capaz de matar los parásitos de la malaria con una sorprendente facilidad. Este remedio salva unas 100.000 vidas cada año en África, así como la de muchos otros en el resto del mundo. Tu Youyou supo unir los remedios tradicionales chinos al método científico.

La OMS ha recomendado ya en varias ocasiones a los gobiernos para que incorporen en sus sistemas sanitarios las medicinas tradicionales, complementarias y alternativas. También el Comité Internacional de Bioética de la UNESCO ha instado a todos los gobiernos a garantizar el acceso de los ciudadanos a los tratamientos tradicionales, complementarios y alternativos, y a reconocerlos como “opción de la práctica médica”. Según explicó su presidente, Stefano Semplici, “hay que respetar la libertad de elección de los médicos que las practican y de sus pacientes”.

Cada vez son más los países que han ido reconociendo gradualmente la contribución potencial de la MTC a la salud y el bienestar de las personas. Estas jornadas, ayudan a crear raíces sólidas en el ámbito de la práctica y las investigaciones internacionales. Hoy en día nadie puede poner en cuestión que la Medicina Tradicional China está basada en una filosofía y unos principios sólidos y rigurosos.

Los Estados Miembros deberán examinar y reforzar la garantía de calidad, la seguridad y la eficacia de las prácticas y productos que ofrece la MTC y, sobre todo, respetar las decisiones de los usuarios. Cuando la legislación, una medida del gobierno, o cualquier otra administración o institución niega derechos al paciente y a los mismos profesionales de la salud, debemos buscar los medios apropiados para asegurarlos o restablecerlos.

Finalmente, os invito a leer un artículo que publicó mi mujer, María José Almiñana, Lda. en Filología, Diplomada en MTC y en Naturopatía, en la revista Salud Natural: La MTC, un gran tesoro

Han pasado casi 20 años, pero no hemos avanzado nada. Es una pena que todavía haya países que continúen ignorando las recomendaciones de los principales organismos internacionales en este ámbito.

 


Li Zhi XinLI ZHI XIN

Co-Director y Profesor de la Escuela Li Ping de Acupuntura y MTC

Catedrático de la World Federation of Chinese Medicine Societies (WFCMS)

Compartir