La Diabetes: El lado amargo de lo dulce

Compartir

La Diabetes: El lado amargo de lo dulce
¿Cómo nos puede ayudar la MTC?

 

Cansancio, letargo somnolencia, sensación de malestar en el estómago, aumento de sed y hambre, micción frecuente, pérdida de peso injustificada, visión borrosa, entumecimiento en las manos o pies, irritabilidad, heridas e infecciones en la piel, mala cicatrización de heridas… Son algunos de los síntomas que podrían anunciar que nuestro páncreas no está funcionando bien.

 

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en su “Informe mundial sobre la diabetes”, sostiene que una de cada 11 personas en el mundo ya padece el trastorno. Las cifras también indican que el número de personas afectadas prácticamente se ha cuadriplicado en los últimos 30 años. Un dato verdaderamente alarmante.

La diabetes es una enfermedad crónica que se origina porque el páncreas no sintetiza la cantidad de insulina que el cuerpo humano necesita, la elabora de una calidad inferior o no es capaz de utilizarla correctamente. La insulina es una hormona producida por el páncreas y su principal función es mantener los valores óptimos de glucosa en sangre. Permite que la glucosa entre en el organismo y sea transportada al interior de las células, donde se transforma en energía para que funcionen correctamente los músculos y tejidos.


De acuerdo con este texto antiguo, el síndrome surge por una
debilidad de los órganos vitales y un vacío de Yin de Pulmón, Estómago y Riñón.Podríamos decir que la insulina es como una llave que abre la cerradura de las puertas de las células del cuerpo para que la glucosa (azúcar en la sangre) pueda entrar y sea utilizada como energía. Pero, ¿qué pasa cuando no hay suficientes llaves o las llaves que hay no funcionan correctamente? Pues que los niveles de glucosa se acumulan en el torrente sanguíneo y aparece la enfermedad.

 

Cualquier cambio en la dieta, en el ejercicio, el nivel de estrés u otros factores puede afectar el nivel de glucosa en la sangre y las personas que sufren de diabetes lo saben bien. No pueden simplemente tomarse unas pastillas o inyectarse la dosis de insulina por la mañana y olvidarse de su condición el resto del día.

La Medicina Tradicional China ha acumulado una valiosa experiencia en la prevención y el tratamiento de la diabetes. En el Huangdi Neijing o Clásico de Medicina del Emperador Amarillo ya se menciona la condición conocida como Xiao Ke 消渴, cuya traducción literal es “pérdida” y “sed”, es decir, cuando se pierde peso corporal a pesar de comer normalmente, y la sed es persistente.

Los meridianos energéticos se bloquean y la sangre se estanca. El calor excesivo de Estómago acelera la digestión, por eso el paciente siente hambre con frecuencia, incluso después de haber comido. El calor también consume los líquidos y la sangre, afectando al Bazo, que no puede absorber y distribuir los elementos nutritivos. Esto provoca que los músculos no se alimenten suficientemente, y de ahí el adelgazamiento del paciente.

La micción frecuente se produce por insuficiencia renal. El Riñón controla el agua y almacena la sustancia. Cuando su función se ve afectada, aumenta la cantidad de orina. Cuando las funciones digestivas y renales están debilitadas se produce una acumulación de toxinas en el organismo y esto es peligroso, ya que los pacientes con diabetes sufren una insuficiencia de inmunidad, siendo muy propensos a las infecciones.

¿Y cómo puede ayudarnos la MTC? 

Se ha probado clínicamente que la acupuntura estimula la producción correcta de insulina reduciendo así el nivel de glucosa en sangre. También ayuda a controlar síntomas como la polifagia (impulso de comer en exceso), polidipsia (sed excesiva), astenia, ansiedad, sudoración nocturna, fatiga, cefaleas… Mejora la microcirculación reduciendo el tiempo de curación de heridas y úlceras. Evita las hipoglucemias responsables de daños cerebrales,…

No hay que olvidar que la acupuntura juega un papel muy importante en el estado emocional del paciente, ya que aumenta la serotonina y otros neurotransmisores. Y lo mejor de todo es que no presenta ningún tipo de efectos colaterales, pues se trata de una terapia totalmente natural.

Finalmente, no tenemos que olvidar que para la MTC cada paciente es diferente y puede que haya síntomas comunes que afectan a todos los diabéticos, pero a la hora del tratamiento nos centramos en la diferenciación de los síntomas, ahí es donde radica el éxito del tratamiento.

 


Li Zhi XinLI ZHI XIN

Co-Director y Profesor de la Escuela Li Ping de Acupuntura y MTC

Catedrático de la World Federation of Chinese Medicine Societies (WFCMS)

Compartir