Infertilidad masculina

Compartir

Infertilidad masculina

por insuficiencia de Jing de Riñón y estancamiento de Qi de Hígado

Los hombres son mucho más reservados a la hora de hablar de sus problemas de salud, eso es innegable, pero la infertilidad masculina es una realidad y está demostrado que ha empeorado en los últimos años. Hasta hace muy poco, si una pareja no podía tener hijos, se creía que era la mujer la que tenía el problema. Hoy en día ya nadie pone en duda que si el ansiado embarazo no llega son los dos los que tendrán que someterse a todo tipo de pruebas y tratamientos.

Desde mi punto de vista, prefiero hablar de “infertilidad de la pareja”. Con el diagnóstico y tratamiento a los dos, el porcentaje de embarazos aumenta significativamente.

En este artículo me voy a centrar en la infertilidad del varón. Para que la mujer quede embarazada, es necesario que el hombre produzca y libere la cantidad adecuada de espermatozoides. Son numerosas las investigaciones que demuestran que la acupuntura puede aumentar significativamente la calidad y la salud de los espermatozoides. En un estudio publicado en la revista Fertility and Sterility, los investigadores analizaron muestras de esperma de hombres con problemas de infertilidad antes y después de los tratamientos de acupuntura, y concluyeron que los hombres tratados mostraron un aumento de los niveles de movilidad del esperma, aumentaron el número y el porcentaje de espermatozoides sanos, y hubo mejoras significativas en la estructura y calidad de los espermatozoides.

¿Pero, cuál es la causa de la infertilidad masculina? Entre las causas principales podemos mencionar la disfunción sexual (impotencia, eyaculación precoz, ausencia de eyaculación, espermatorrea…), factores inmunológicos, infecciones del aparato reproductor, enfermedades congénitas… Por no olvidar el frenético estilo de vida que llevamos, la fuerte competencia en el trabajo, el estrés físico y mental, la irregularidad en las comidas, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol…

Pero la Medicina China va mucho más allá y cuando nos encontramos con un caso de infertilidad masculina decimos que la causa principal es el desequilibrio de las funciones de los riñones y el hígado. Para la MTC la función de estos órganos va mucho más allá que la que les otorga la medicina occidental. El sistema renal proporciona la raíz de nuestra energía en general, almacenan el Jing, “la Esencia”, una sustancia heredada de nuestros antepasados y que actúa como factor reproductivo y de crecimiento. Cualquier desequilibrio en esta función puede producir infertilidad, problemas sexuales y problemas de desarrollo físico y/o mental.

El Hígado es el almacén de la sangre, si hay alguna alteración de sus funciones puede producir una deficiencia de suministro sanguíneo en su meridiano que circula rodeando la zona genital, repercutiendo así en la funcionalidad del aparato genital. Cuando hay debilidad del Hígado el hombre libera muy poca cantidad de esperma. Además, el estrés aumenta el nivel de oxidación celular, produciendo daños irreparables en los espermatozoides.

Son muchos los pacientes que acuden a la consulta presentando fatiga, falta de libido, dolor o debilidad de espalda y/o rodillas, debilidad en los huesos y los dientes, aversión al frío, falta de apetito, edema, vértigo, insomnio, sudoración nocturna, garganta seca, zumbido de oídos… Mediante el examen exhaustivo del paciente, analizando los signos y síntomas, observando la lengua y el pulso, llegaremos a un diagnóstico preciso y estableceremos el tratamiento adecuado.

Me gustaría mencionar ciertos puntos que yo utilizo y son indispensables en estos casos:

  • 1 H: Según la teoría de los 5 elementos en la relación de producción, el R produce H. Cuando tonificamos el Jing de R estamos tonificando la capacidad de reserva. El Riñón es considerado un órgano de agua y fuego, hay una parte yin y una parte yang. Si tonificamos la parte yin tonificamos los Pulmones. Y si tonificamos la parte yang estamos tonificando el Hígado. No olvidemos que éste, tiene la función de expansión, que hay que controlar para que no consuma la energía yang.
  • 6 B: Punto para mover y desbloquear la Tierra, para que la semilla se arraigue bien.
  • 23 V, 4 DM, 4 RM: Para reservar el jing de Riñón, base de la energía ancestral, base de la vida.

Con ello conseguiremos mejorar la concentración de los espermatozoides, la calidad y la movilidad de los mismos. También aliviar el estado de estrés y ansiedad en el que vivimos, aumentando así las posibilidades de conseguir el embarazo.

Clásico Wen Tse (siglo I a. C.)


Li Zhi XinLI ZHI XIN

Co-Director y Profesor de la Escuela Li Ping de Acupuntura y MTC

Catedrático de la World Federation of Chinese Medicine Societies (WFCMS)

Compartir